¿Eléctrica, diésel o GLP? Como elegir la energía adecuada para su carretilla elevadora

10/05/2017
Posteado por: Llorsa_Admin

Las carretillas elevadoras existen con diferentes tipos de fuente de energía: eléctrica, GLP, gasolina (casi siempre en combinación con GLP pero no muy común en Europa) y diésel.

¿Entonces cómo podemos saber qué tipo de energía es el más adecuado para su aplicación? A veces el tipo de ambiente de trabajo nos dejará con sólo una opción, pero otras veces es cuestión de sopesar las ventajas frente a las desventajas.

CARRETILLAS ELEVADORAS ELÉCTRICAS

¿Va a utilizar su carretilla elevadora en interiores o quizás en el procesamiento de alimentos, químicos, laboratorios, etc ? En esos casos debe utilizar carretillas elevadoras eléctricas, porque no tienen emisiones de humos. Sin embargo, nunca se debería utilizar una carretilla elevadora eléctrica a la intemperie, porque existe el riesgo de cortocircuito en el caso de que haya lluvia.

Ventajas
  • Respetuosa con el medio ambiente (libre de emisiones)
  • Utilizable en áreas pequeñas y en interiores: las carretillas elevadoras eléctricas pueden llegar hasta un máximo de 10 toneladas
  • Bajo centro de gravedad, más estable a mayores alturas
  • Fácil de conducir
  • Nivel bajo de ruido
  • Menores costes de mantenimiento
  • El coste por hora de electricidad es inferior en comparación con el gas o diésel
Desventajas
  • No es apropiado para uso al aire libre
  • Coste inicial más alto
  • Son necesarias las baterías como fuente de energía (producto caro)
  • El mantenimiento y las reparaciones no son un trabajo sencillo, por lo que se necesitan técnicos especializados
  • Superficie del suelo lisa es necesaria para que las ruedas no se hundan
  • Proceso de carga y descarga de la batería para que se enfríe lleva bastante tiempo
  • Cambiar una batería (doble equipo) puede tardar entre 10 y 45 minutos

CARRETILLAS ELEVADORAS DIÉSEL

Una carretilla elevadora diésel es ideal para uso externo, aunque los catalizadores de escape y los purificadores pueden reducir los gases/olores y hacer que las máquinas puedan ser adecuadas para uso esporádico en interiores. Las carretillas elevadoras diésel también se recomiendan para las cargas pesadas, ya que sus ruedas macizas o superelásticas les permiten levantar cargas desde 1500 Kg hasta 45 toneladas y más.

Ventajas
  • Más potente (más par motor)
  • Mejor rendimiento (velocidades de aceleración y elevación) que las carretillas elevadoras eléctricas
  • Menores costes de mantenimiento que las carretillas elevadoras de GLP
  • El llenado del tanque de combustible sólo tarda unos minutos
  • Vida útil más larga que las carretillas elevadoras de GLP
  • Más barato que las carretillas elevadoras eléctricas
Desventajas
  • Ruidosas
  • Humos (nocivos y pueden activar alarmas de humo en el interior de las naves)
  • Más caras que las carretillas elevadoras de GLP
  • Costes de mantenimiento más altos que las carretillas eléctricas

CARRETILLAS ELEVADORAS GLP

Las carretillas elevadoras de GLP son particularmente adecuadas para uso mixto interior y exterior. Los motores de GLP son similares a los motores de automóviles, por lo que las piezas de repuesto tienen precios muy competitivos.

carretillas elevadoras frontales de combustión
Ventajas
  • Compactas y más fácil de manejar que las carretillas diésel
  • Mucho más silenciosas
  • Los humos de los gases de escape son menos nocivos que los humos de los motores diésel
  • El rendimiento es superior a los motores eléctricos y diésel
  • Bastante más baratas (menos impuestos)
  • El rellenado de combustible es cuestión de minutos
  • El precio del gas GLP es más económico que el diésel
Desventajas
  • Mayores costes de mantenimiento
  • El GLP debe ser de alta calidad
¿Perspectiva futura?

Más y más fabricantes de equipos están ahora probando carretillas elevadoras híbridas, con el fin de combinar las ventajas de la alimentación eléctrica y diésel. Al igual que en un coche híbrido, cuando se detiene el vehículo, la energía se almacena y se libera cuando se necesita.