Con el fin de agilizar cuestiones operativas o logísticas en la actividad del almacén de nuestra empresa, a menudo recurrimos a carretillas elevadoras que nos permitan cumplir tiempos y plazos más cortos, de forma que todo el proceso se desarrolle ágil y rápidamente.

Sin embargo, no siempre somos conscientes de que se trata de maquinaria pesada, sofisticada y que necesita de cierta preparación. Formar a operadores de carretillas elevadoras no siempre es tarea sencilla y requiere de cierta inversión de tiempo y otros recursos por parte de la empresa.

Por este motivo, queremos asesorarte sobre cuánto tiempo es conveniente invertir y qué otros recursos debemos destinar a la formación de nuestros equipos de trabajo.

No hay una duración específica para formar a nuestros operadores de carretillas elevadoras

El tiempo que debemos invertir en formar a nuestros empleados no es algo exacto. No hay una cantidad específica que debamos cumplir. De hecho, si buscamos empresas que ofrezcan formación, veremos que existen cursos de 6, 8 o 12 horas. Puede que incluso más.

Teniendo en cuenta que la formación debe ser teórico-práctica, 8 horas podrían ser suficientes. 3 horas para la parte teórica y 5 horas para la práctica, así como un máximo de 6 personas por carretilla para la formación práctica. Pues demasiada gente puede complicar el aprendizaje y el número de horas invertidas para la práctica sería insuficiente.

Obviamente, esto es solo una recomendación, pero todo depende de lo que decida invertir la dirección de la empresa. Si considera insuficiente 8 horas y prefiere invertir un tiempo mayor para la correcta asimilación de contenidos por parte del equipo, mejor todavía.

¿Qué otros recursos necesitamos invertir para formar a nuestros operarios de carretillas elevadoras?

La realización de sesiones de formación para el manejo de carretillas elevadoras trae consigo cierta legislación. Si no has introducido anteriormente carretillas elevadoras en la actividad de tu empresa, es recomendable que tu equipo legal esté al tanto de todas las normativas y prevenciones de riesgo que se deben cumplir en el uso de esta maquinaria.

Igualmente, aconsejamos al departamento legal de la empresa que invierta tiempo en conocer las posibles sanciones en caso de accidentes. Suelen ocurrir muy a menudo, por tanto, es conveniente que la empresa sea conocedora de ello. Dependiendo de la gravedad del accidente la sanción podría ser de mayor o menor tamaño. En cualquier caso, es conveniente anticiparse y saber qué podría venir derivado de esos accidentes.

Formar a operadores de carretillas elevadoras no es algo que deba tomarse a la ligera. Si introducimos una nueva maquinaria en nuestra actividad debemos ser conscientes y controlar todo lo que gira en torno a ella. Por eso, si necesitas cualquier tipo de asesoramiento o saber qué carretilla puede ser mejor para tu actividad, contacta con nosotros. ¡Te ayudaremos!