Un sistema controlado de almacenaje es fundamental en cualquier empresa para su buen funcionamiento. El control y supervisión de los productos y posteriores inventarios es crucial para obtener una cadena de suministro eficaz y válida.

Mientras que en el proceso de producción se genera stocks, en la distribución, la necesidad de almacenamiento requiere agilidad y flexibilidad para satisfacer las demandas del mercado, por lo que se vuelve más compleja. Para conseguir un almacenaje óptimo se necesitan elementos que se adapten a los espacios y que permitan una manipulación correcta de las mercancías a transportar y colocar para poder. Por lo que la maquinaria de almacenamiento ocupa un papel clave en las acciones de logística.

Las carretillas elevadoras son, por lo tanto, una herramienta imprescindible para el trabajo diario; utilizadas en la carga, descarga, transporte y almacenaje de mercancías.

 

Las carretillas Elevadoras, imprescindibles en cualquier almacén

Las carretillas elevadoras ofrecen un servicio de gran importancia. A continuación, explicamos ciertas ventajas sobre estos elementos de almacenaje que podrán contestar a la duda de si comprar una carretilla elevadora es una opción rentable para tu empresa.

  • Acelera, facilita y mejora el proceso de almacenaje y organización de los productos de tu almacén.
  • Ahorra de tiempo y reduce los esfuerzos excesivos e innecesarios de los trabajadores lo que, en consecuencia, hace que se disminuyan los riesgos laborales causados por las pesadas cargas y la difícil colocación de estas en las estanterías.
  • Aumenta el campo de trabajo aprovechando mejor el espacio gracias a que se puede acceder a zonas con accesos más complicados y peligrosos.

Incrementa ingresos a través de una gestión eficiente en los procesos de almacenaje, tanto en cargas, descargas, transporte y colocación, lo que nos hace ahorrar espacio, tiempo y economía.

 

Carretillas elevadoras que no pueden faltar en tu almacén

La elección de las carretillas que te harán falta en tu empresa dependerá del volumen de stock que tengas y de las diferentes características del espacio. Sin embargo, existe cierta maquinaria que, sean cuales sean las características de tu almacén y tus diferentes necesidades, se convertirá en un elemento fijo para tu logística.

 Transpaletas.- Estas carretillas están hechas para mover cualquier carga. Ya sean transpaletas manuales o transpaletas eléctricas, serán una pieza clave en tu almacén. Cada vez que un camión tenga que descargar montones de pallets, las transpaletas serán la herramienta que te solucionará esta tarea. Para realizar de forma rápida y ágil el desplazamiento de las mercancías dentro del almacén, la transpaleta eléctrica será vital.

 Apiladores.- Los apiladores sirven para levantar o bajar bultos o mercancías pesadas. Serán tu aliado sobre todo si tienes estanterías altas con difícil acceso. Existen diferentes tipos y modelos. Lo más importante es fijarse en el peso máximo que pueden soportar para que cubran tus necesidades a la perfección.

 

¿Sigues dudando si la compra de carretillas elevadoras será rentable para tu negocio? Contacta con nosotros y te asesoraremos sin compromiso.