Uno de los elementos fundamentales al que debemos prestar atención en el almacén es la carretilla elevadora dado que se trata del principal instrumento de trabajo del operario. La carretilla dispone de un funcionamiento complejo y por ello, es necesario mantenerla siempre en buen estado para prevenir incidentes en el lugar de trabajo y elevar los posibles costes de mantenimiento de la empresa.

Revisar para prevenir

En primer lugar, es necesario realizar revisiones frecuentes de manera que se garantice el buen funcionamiento de la carretilla elevadora. Debemos tener en cuenta la vida útil según los filtros de aire, aceite o combustibles, realizando los cambios de aceite periódicos según lo convenido para prevenir averías en el sistema hidráulico.

Se debe revisar la posición de los frenos y la dirección de las ruedas para controlar la estabilidad de la carga y del trabajador. Además, el operario tendrá que examinar las cadenas evitando cualquier rotura y en este caso, cambiar las piezas.

Por otro lado, debemos prestar especial atención a la batería, comprobando los niveles de electrolito y el óptimo estado de las conexiones. Cabe destacar que es importante intentar no cargar la batería más de una vez al día o utilizar ésta si el porcentaje de carga es menor al 20%. En este sentido, conseguiremos que la batería no se dañe y deje de funcionar antes de lo previsto según las instrucciones del fabricante.

No debemos olvidarnos otro aspecto fundamental como es conocer la capacidad de carga o el ancho y largo de las horquillas, según la carretilla que se esté empleando en el momento. Ello nos ayudará a elegir la mejor carretilla elevadora según nuestras necesidades, transportar la mercancía de forma rápida y segura, y de esta manera, no dañar las piezas.

¿Y nuestros operarios?

Finalmente, el operario debe contar con los conocimientos y la formación requerida en el campo con el objetivo de conocer su herramienta de trabajo y poder mejorar el funcionamiento de la carretilla.

En definitiva, manteniendo nuestra carretilla elevadora en buen estado logramos alargar su vida útil. Todo ello aumentando la eficiencia y productividad, previniendo riesgos laborales en el lugar de trabajo o daños en la mercadería y, además, con posibilidad reducir los costes de mantenimiento de los equipos.

Esperamos que estos consejos te sirvan de ayuda para mantener el buen funcionamiento de tu carretilla elevadora. Si necesitas más información o conocer más afondo las carretillas ¡no lo dudes! Ponte en contacto con nosotros.