Plataformas articuladas. ¡Descubre sus características y aplicaciones principales!

Existen muchos tipos de plataformas elevadoras, todas destinadas a desplazar personas y/o materiales hasta una posición de trabajo en altura. Dentro de ellas, encontramos las Plataformas articuladas, que son uno de los equipos más utilizados e imprescindibles para muchas empresas. 

En este nuevo post de Llorsa Carretillas, especialistas en carretillas elevadoras, te explicamos las características principales de las plataformas elevadoras articuladas, así cómo sus partes y sus principales aplicaciones.

Características de las plataformas articuladas

Las plataformas articuladas son una clase de plataformas elevadoras y se caracterizan por su brazo articulado. Este tipo de plataformas se utilizan cada vez más para trabajar en situaciones en las que el acceso al área de trabajo es difícil. Ofrecen una forma segura de trabajar en altura sin riesgo de caídas.

Se caracterizan principalmente por ofrecer un amplio espectro de trabajo y alcanzar alturas muy elevadas. Las plataformas articuladas se adaptan a muchas tareas distintas, eso hace que sea una herramienta muy versátil y con grandes posibilidades.

Estas plataformas elevadoras brindan una gran comodidad para acceder a áreas complicadas y se pueden usar tanto en interiores como en exteriores, incluso en terrenos irregulares. Esto las hace ideales para realizar trabajos con un elevado nivel de precisión y garantizando la seguridad del operador.

Partes principales

Las plataformas articuladas se componen por tres partes principales: la base, el brazo articulado y la cesta. A continuación te explicamos la importancia de cada una de ellas y sus características:

Base:

Es una parte esencial y debe ser muy robusta, ya que es el chasis sobre el que descansa la plataforma. A la vez, la base tiene que ser muy estable y compacta para compensar el peso y los movimientos del brazo articulado. 

Habitualmente se sitúa en el suelo, sobre ruedas, e integra el grupo hidráulico, qué es el encargado de proporcionar la fuerza para la elevación de la plataforma.

Brazo articulado:

Su brazo articulado permite realizar movimientos tanto verticales como horizontales, sorteando obstáculos y llegando a sitios donde otras plataformas no llegan.  

A la vez, el brazo puede adoptar formas muy distintas, esto nos permite alcanzar zonas situadas a varias alturas y en diferentes orientaciones, permitiendo casi infinitas posiciones de la cesta.

Cesta o plataforma de trabajo:

Es la superficie sobre la que se trabaja, y está rodeada por una barandilla y un rodapié para garantizar la seguridad de los operarios y evitar la caída de los objetos transportados.

 

Usos y aplicaciones de la plataforma articulada:

Como hemos comentado, dado su diseño, estos tipos de plataformas son muy versátiles y se usan para múltiples trabajos y en distintos sectores. Además, son óptimas para usarse tanto en interiores como en exteriores, incluso en terrenos con irregularidades. 

Se utilizan principalmente para trabajos que necesitan un alcance comprometido o con espacio reducido: limpieza, construcción, aplicaciones industriales, servicios técnicos e instalación de calefacción y refrigeración, electricidad, mantenimiento, almacenes, etc.

En conclusión, su gran capacidad y usabilidad, la convierte en una máquina polivalente muy demandada. Las plataformas articuladas son una herramienta útil para realizar trabajos en altura en distintas situaciones con total seguridad. 

En Llorsa Carretillas contamos con una amplia gama de plataformas articuladas Genie, un fabricante de referencia para todo el sector. Si estás pensando en adquirir cualquier tipo de plataformas elevadoras, contacta con nosotros y te aconsejaremos teniendo en cuenta siempre las necesidades de tu empresa.

Solicita información

¿HABLAMOS?

Rellena el siguiente formulario para que nos pongamos en contacto contigo.