¿Qué es un rodamiento? | Definición y tipos

Los rodamientos se empezaron a desarrollar a mano hace mucho tiempo, aproximadamente a finales del siglo XIX. Actualmente, estos son fabricados en serie por máquinas dotadas con una gran precisión y es una de las piezas de maquinaria con mayor demanda, ya que son capaces de transferir movimientos y fuerzas. Desde Llorsa, empresa de carretillas elevadoras, en nuestro último post te hablaremos sobre qué es un rodamiento y los distintos tipos que existen.

¿Qué es un rodamiento?

Por definición, un rodamiento es un elemento mecánico capaz de reducir la fricción entre un eje y las piezas conectadas al mismo a través de un apoyo que facilita su desplazamiento.

Los rodamientos están formados por dos cilindros concéntricos, separados normalmente por bolas, rodillos o incluso agujas y su movimiento rotativo, según el sentido del esfuerzo que soporta, se diferencia entre axial, radial o una combinación entre ellos.

Tipos de rodamiento

Ahora que ya sabes que es un rodamiento, deberás tener en cuenta que existen diferentes tipos y variantes.

  • Rígidos de bola: De los más utilizados gracias a que son fáciles de diseñar, capaces de trabajar en altas velocidades y requieren poco mantenimiento. Además, son económicos de adquirir.
  • Rodamientos de una hilera de bolas con contacto angular: La presión ejercida por las bolas es aplicada oblicuamente con respecto al eje. La consecuencia de esto es que es un rodamiento apropiado para soportar grandes cargas radiales o axiales.
  • De agujas: Disponen de rodillos cilíndricos muy finos y largos en comparación con su diámetro. Aún siendo de un tamaño reducido, su soporte de peso es muy grande y se suele utilizar en maquinaria donde el espacio radial es reducido.
  • Rodamientos de rodillos cónicos: La posición de los rodillos y caminos de rodadura es oblicua, esto lo hace ideal para resistir movimientos radiales y axiales simultáneos. Estos rodamientos se utilizan con una pieza opuesta para soportar los movimientos axiales en sentido contrario.
  • De rodillos cilíndricos de empuje: Ideales para soportar cargas axiales, aunque solo en una dirección. Aguantan muy bien los golpes, tienen una gran resistencia y requieren poco espacio axial.

Más tipos de rodamiento

  • Rodamientos axiales de rodillos a rótula: Poseen una gran capacidad de carga y son de alineación manual. También pueden girar a grandes velocidades tanto con movimientos axiales como radiales.
  • De bolas a rótula: Tienen dos hileras de bolas que apoyan sobre un camino de rodadura esférico en el aro exterior, permitiendo desalineaciones angulares del eje respecto al soporte.
  • Rodamientos de rodillos cilíndricos: Normalmente tienen una hilera de rodillos, guiados por pestañas de uno de los aros. Los rodamientos de rodillos son más rígidos que los de bolas y se utilizan para materiales pesados y ejes de gran diámetro.
  • De rodillos a rótula: Compuestos por dos hileras de rodillos con camino esférico común en el aro exterior, son capaces de soportar cargas axiales considerables en ambas direcciones. 
  • Rodamientos axiales de bolas de simple efecto: Formado por una hilera de bolas entre dos aros, uno de los cuales es de asiento plano, mientras que el otro, puede tener asiento plano o esférico. Son muy útiles para compensar pequeñas inexactitudes de fabricación de los soportes. 
  • De aguja de empuje: Pueden soportar movimientos axiales, son insensibles a las cargas de choque y requieren de un mínimo de espacio axial.

En Llorsa disponemos de rodamientos SKF y tenemos una amplia variedad de recambios para carretillas elevadoras. Ahora que ya sabes qué es un rodamientos, si necesitas asesoramiento puedes contactar con nosotros y te ayudaremos en lo que necesites.

Solicita información

¿HABLAMOS?

Rellena el siguiente formulario para que nos pongamos en contacto contigo.