¿Qué tipos de palet existen para carretillas elevadoras?

Las operaciones logísticas realizadas en los almacenes se han multiplicado en los últimos tiempos fruto del aumento de las transacciones, tanto a nivel nacional como internacional. Esta globalización del mercado ha provocado la necesidad de optimizar cada uno de los trabajos a fin de obtener un incremento de la rentabilidad.

La diversidad de labores y almacenes hacen indispensable la existencia de diferentes carretillas elevadoras que, junto a los palet, brinden un acondicionamiento extraordinario. ¿Y qué tipos de palet existen? La tipología de palet, que mueven la mercancía como una unidad de carga, abarca una gran amplitud. La heterogeneidad de las tareas a realizar, como por ejemplo con las carretillas elevadoras retráctiles de Crown, precisa de esta diversidad ya que, de este modo, la eficiencia de las operaciones aumenta de manera considerable. 

¿Qué tipos de palet existen según sus medidas?

Teniendo en cuenta las medidas, el palet europeo se posiciona como uno de los más utilizados en el plano mundial. También denominado como europalet o EPAL, las medidas se corresponden con un 1200×800 mm, el peso ronda los 25 kg y resiste mercancías de hasta 1500 kg. Toda una garantía en el transporte y el almacenamiento de los productos.

Siguiendo esta línea, el palet americano o palet universal mide, por lo general, 1200×1000 mm. Promovido y utilizado sobre todo por Estados Unidos y Japón, pesa unos 25 kg y soporta, de manera aproximada, 1200 kg de carga. Aunque sus prestaciones pueden ser muy diversas, el palet americano destaca por su consistencia a cargas dinámicas, por lo que resulta ideal para las operaciones con sustancias líquidas. 

Según sus materiales

En función de los materiales, el palet de madera se posiciona como el más estandarizado.  Se caracteriza por una buena relación calidad-precio y su facilidad para repararse. Aunque hay que tener especial cuidado pues sufre problemas de humedad y deja desperfectos como astillas y clavos. Por su parte, el palet de cartón ofrece una higiene total al tratarse de un producto de un solo uso. Se destina, sobre todo, al transporte agroalimentario.

El palet de metal brinda una destacada durabilidad fruto de su consistencia a cargas muy pesadas. El desembolso al adquirirlo resulta mayor con respecto a otros palet pero su amortización en el tiempo se encuentra totalmente asegurada. Y el palet de plástico resalta por su resistencia a las condiciones atmosféricas y su protección sobre la mercancía ante posibles daños derivados de golpes. Destaca su capacidad de reciclarse, algo importante a fin de colaborar con el desarrollo de un mundo sostenible.

Y según su número de entradas

La última diferenciación de los tipos de palet que vamos a detallar se corresponde con el número de entradas de las que disponga. Dicho número describe las zonas disponibles mediante las que la carretilla elevadora puede manipular el palet para llevar a cabo las operaciones a realizar. En esta sentido, el palet de dos entradas permite al operario acceder al mismo por dos de sus cuatro zonas, las cuales se ubican de manera enfrentada. Y, por su parte, el palet de cuatro entradas presenta mayor versatilidad fruto de su maniobrabilidad desde cualquiera de sus lados, lo que permite una mayor adecuación en función de las tareas a realizar.

¡Si tienes alguna duda, contacta con nosotros! Ya sea en relación a alguno de los palet descritos, con respecto a nuestras carretillas elevadoras Crown o sobre aquello del sector que te genere inquietud. ¡Estamos a tu entera disposición!

Solicita información

¿HABLAMOS?

Rellena el siguiente formulario para que nos pongamos en contacto contigo.