Para cargar y descargar materiales muy pesados, necesitamos siempre el apoyo de elementos que nos faciliten esta labor. La maquinaria de almacenaje, como las carretillas elevadoras se convierte, por lo tanto, en un elemento fundamental para la mayoría de los entornos de trabajo en los que manejar cargas pesadas.

Existen muchos tipos y formas de carretillas elevadoras, por lo que, si no sabes cuál comprar y tienes dudas, te explicamos qué factores tienes que tener en cuenta para comprar tu carretilla elevadora.

 

¿Es realmente el momento de invertir en nueva maquinaria?

Esta es la primera pregunta que debes hacerte antes de decidirte a hacer la compra de tus nuevas carretillas elevadoras. Hay que tener en cuenta dos aspectos fundamentales, el coste de la propiedad y el coste de mantenimiento. Si el primero está en clara disminución y el segundo en ascenso, es posible que sea el momento de invertir en nueva maquinaria.

En definitiva, hay que analizar los gastos de operación en los que incurre la empresa, si estos no hacen más que aumentar, hay que plantearse una nueva inversión.

 

¿Qué debo tener en cuenta para elegir la carretilla elevadora?

Trabajo a realizar. Lo primero que hay que tener en cuenta es el tipo de trabajo que se realizara con esta maquinaria. ¿Qué funcionamiento le queremos dar? ¿La usaremos regularmente o de forma puntual? Dependiendo de esto, elegiremos un tipo u otro de carretilla. Lo más es importante es decidir si la queremos eléctrica o Diesel. Hay que tener en cuenta que una carretilla eléctrica necesitará una más pronta renovación, por el contrario, la carretilla de combustión Diesel tendrá una vida útil más elevada.

Repetimos, esta elección dependerá principalmente del uso que se quiera dar a la carretilla elevadora.

Lugar en el que va a ser utilizada. No necesitarás el mismo tipo de carretilla si la necesitas para interiores o exteriores. Por ejemplo, para interior será mejor una carretilla eléctrica, mientras que para el exterior recomendamos una carretilla de combustión.

Tamaño del vehículo y espacio de maniobra. ¿Qué dimensiones tiene que tener la máquina? ¿Tienes espacio suficiente para poder maniobrar correctamente? Estos aspectos condicionan completamente la compra de tu carretilla, no podrás comprar una carretilla que no quepa en los espacios o que no pueda maniobrar correctamente. Mide bien los espacios en los que trabajaras para elegir el tamaño perfecto de tu carretilla elevadora.

Tipo de cargas. Es necesario sopesar la carretilla en relación con las mercancías con las que se va a trabajar. Tamaño, altura y peso. Elegir de manera correcta te permitirá no gastar más dinero y así tener una carretilla que permita hacer todas las labores que necesites.

Tener todos estos factores en mente a la hora de comprar una carretilla elevadora te ayudará a elegir adecuadamente. Recuerda que todos estos factores están relacionados con el trabajo que tengas que hacer con esta maquinaria. Por lo que analiza en profundidad tus necesidades laborales y no habrá fallo.

 

Si aún no tienes claro qué carretilla elevadora elegir, contacta con nosotros y pídenos más información. Te asesoraremos para que elijas la carretilla que más te convenga y que mejor satisfaga tus necesidades.