Tipos de apiladores: Conoce todas las variedades

Si en tu actividad laboral mover mercancías es una tarea habitual, seguro que tarde o temprano vas a necesitar un apilador eléctrico. Esta herramienta es una gran aliada para preparar pedidos, almacenar material y manipular cargas pesadas con seguridad y de manera productiva en espacios pequeños. Desde Llorsa, empresa de carretillas elevadoras, en nuestro último post te hablamos sobre los diferentes tipos de apiladores que existen.

 

Tipos de apiladores y ventajas

Un apilador se puede utilizar para mover distintos tipos de cargas, ya que existen diversos accesorios para desplazar bidones, bobinas, cubos, cargas pequeñas… con los que se puede maniobrar correctamente y con seguridad. El operario deberá ir equipado con botas de seguridad, guantes y casco para correr los mínimos riesgos posibles.

Existen una serie de características comunes que pueden tener pequeñas variaciones entre los diferentes tipos de apilador, tales como: radio de giro, distancia y altura de las horquillas, velocidad, autonomía o peso y altura máxima de elevación. Deberás tener en cuenta en el momento de elegir qué características son ideales para ti, a continuación, te mencionamos las diferentes variedades que existen:

 

Apilador manual

Este tipo de apiladores está fabricado para trabajar con cargas pequeñas o para ser usado en momentos ocasionales. Son habituales en talleres, ya que su capacidad de carga es de hasta 1.000 kg y puede llegar a casi 2 metros de elevación. La peculiaridad de este apilador es que la bomba hidráulica y la elevación de las horquillas se activan de forma manual, normalmente a través de una manivela o palanca. 

Son más ligeros que los modelos eléctricos o semi-eléctricos y por consiguiente también más fáciles de maniobrar. Hay algunos que son plegables, por lo que son una buena opción por su fácil almacenamiento y transporte. Este tipo de apilador es idóneo para trabajos esporádicos.

 

Apilador semi-eléctrico

También tienen una activación manual, pero disponen de un mecanismo de elevación eléctrico. Están diseñados para realizar un manejo medio-intenso de cargas y para trayectos cortos. Los operarios que lo utilicen tan solo tendrán que iniciarlo y moverlo a través de su barra de tiro, de la velocidad, altura de elevación y capacidad de carga se encarga el motor eléctrico que incorpora.

Más tipos de apiladores: Apilador eléctrico

Es la mejor opción a escoger entre todos los tipos de apiladores. Con esta herramienta el transporte de carga se vuelve una tarea muy cómoda y eficiente. Todos sus movimientos son realizados por sus motores eléctricos, por lo que los operarios únicamente tendrán que utilizar sus botones o comandos.

Su capacidad de carga puede llegar hasta los 2.500 kg y la capacidad de elevación a 4 metros. Por si fuera poco, existen modelos con los que se puede hacer un movimiento lateral de la carga, ideal para trabajar en pasillos estrechos.

 

En Llorsa somos distribuidores oficiales de apiladores eléctricos, tenemos una amplia variedad, adaptadas a las principales necesidades de nuestros clientes. Ahora que ya conoces los tipos de apiladores, si necesitas asesoramiento puedes contactar con nosotros y te ayudaremos en lo que necesites.

Solicita información

¿HABLAMOS?

Rellena el siguiente formulario para que nos pongamos en contacto contigo.