Tipos de plataformas elevadoras. ¡Descúbrelos!

Una plataforma elevadora es una máquina para elevar a personas y herramientas de forma que puedan realizar trabajos en altura de forma más cómoda y precisa, según el tipo de necesidad o tarea que haya que efectuar. Conocidas como plataformas móviles de personal (PEMP) son máquinas móviles y pueden funcionar eléctricamente o por diésel. 

En Llorsa carretillas, especialistas en carretillas elevadoras, somos también expertos en plataformas elevadoras y vamos a hablarte en este artículo de sus clases. ¡No te lo pierdas!

 

Tipos de plataformas elevadoras

Existen variadas clasificaciones de plataformas elevadoras. Las plataformas pueden ser eléctricas, diésel e híbridas desde el punto de vista de su alimentación. 

Una clasificación de los tipos de plataformas elevadoras se distingue entre:

 

Plataformas elevadoras de gran capacidad

Son plataformas elevadoras de mayor capacidad para trabajos en aplicaciones que requieren mayores capacidades. Digamos que poseen un doble rango de trabajo de capacidad sin restricciones de hasta 300 kg y una capacidad restringida que puede llegar a 454 kg.

Pueden realizar un mayor número de tareas de elevación pesada en obras de construcción y entornos industriales gracias a sus capacidades de carga dual.

 

Tipos de plataformas elevadoras: plataformas telescópicas

Están formadas por brazos telescópicos que se estiran y encogen como los segmentos de un telescopio para lograr la distancia de trabajo deseada.

Tienen alcances y capacidades muy altas y confieren una accesibilidad operacional extraordinaria.

Suelen tener, aparte de los largos brazos telescópicos, una base sobre la que se apoya la plataforma, que se sostiene en el suelo sobre orugas o sobre ruedas, pero también puede contar con patas estabilizadoras adicionales para tener más estabilidad.

La cesta, arriba, es la superficie de trabajo, que está rodeada de barandillas para la seguridad del operador u operadores.

Pueden alcanzar alturas de hasta 60 metros y también poseen un alcance horizontal de hasta 25 metros.

Están pensadas fundamentalmente para uso exterior en trabajos de construcción, parques de atracciones, pintura a gran altura u otros.

 

Plataformas articuladas

Las plataformas articuladas son plataformas elevadoras que se componen de un brazo articulado, con una base o chasis en un extremo y a una cesta de elevación de personas en otro. Son muy útiles para contextos de trabajo sensibles, congestionados y urbanos.

Su característica principal es que tiene un mayor alcance horizontal que las demás y gracias a los tramos articulados del brazo, pueden salvar obstáculos para llegar al punto final del trabajo. A diferencia de las plataformas tijeras, que su trabajo es elevación en vertical sin poder salvar obstáculos, solo eleva y su mayor característica es su cesta en la plataforma que es más grande e incluso según el modelo, pueden subir 2 personas a trabajar con material.

Plataformas de tijera

Las plataformas de tijera normalmente son máquinas autopropulsadas, y se llaman así por  su mecanismo de elevación: un conjunto de tubos cruzados que se abren en forma de tijera durante la subida y bajada de la cesta. Pueden trabajar con energía eléctrica o gracias a un motor diésel y todas ellas disponen de gatos estabilizadores para ofrecer su inclinación en exterior.

 

Elevadores de personas

Los elevadores de personas o AWP son las plataformas elevadores móviles de personal más económicas y básicas que sirven para elevar personas y herramientas para trabajos de mantenimiento y limpieza o para colgar letreros.

Son máquinas, sencillas, ligeras y versátiles. Pueden personalizarse para responder a los requisitos de los lugares de trabajo.

 

Brazos verticales

Los brazos verticales son brazos autopropulsados empleados para tareas de almacén, mantenimiento general y logística. Hechos con una construcción ligera, pueden maniobrar con variedad de opciones y accesorios para personalizar la máquina a la aplicación específica.

Suelen tener alturas de trabajo alrededor de los 6 metros y una capacidad que llega a los 230 kg.

Manipuladores telescópicos

Un manipulador telescópico es una especie de montacargas todoterreno de alcance variable. Es una máquina multipropósito que acepta diferentes accesorios para levantar, mover y colocar materiales que van desde ladrillos y grava hasta madera.

Es una máquina que tiene una pluma que puede extenderse hacia adelante y hacia arriba desde el vehículo. Al final de la pluma, el usuario puede colocar uno o varios accesorios, como horquillas, un balde, una canasta o un cabrestante.

 

Plataformas articuladas remolcables

Las plataformas articuladas remolcables destacan por su gran movilidad, ya que pueden ir remolcadas a un camión o una furgoneta y así desplazarse fácilmente de un lugar a otro. Las plataformas eléctricas funcionan tanto en interior como en exterior, donde sus estabilizadores corrigen las irregularidades del terreno.

Elevadores de material

Sirven para incrementar la productividad con soluciones portátiles para una gran variedad de aplicaciones. Además, pueden adaptarse a cada necesidad concreta gracias a una extensa variedad de opciones y accesorios que los hacen muy adaptables.

En Llorsa Carretillas, somos especialistas en carretillas y plataformas elevadoras, por ello ofrecemos todo tipo de alquiler (corto y largo plazo) renting o venta de plataformas elevadoras para que todos nuestros clientes encuentren su opción más óptima. Contacta con nosotros y te aconsejaremos teniendo en cuenta siempre las necesidades de tu empresa.

Solicita información

¿HABLAMOS?

Rellena el siguiente formulario para que nos pongamos en contacto contigo.